Las cuatro Banderas Azules, las banderas “Q” de calidad y las distintivos de”Qualitur” certifican la calidad de las aguas, la excelencia en los servicios que se prestan a sus usuarios y el respeto al medio ambiente

Por segundo año consecutivo, Oliva ofrece a las personas daltónicas códigos de signos en sus banderas de playa (verde, amarilla y roja) con el fin de que las personas con problemas para diferenciar todos o algunos colores (daltonismo o discromatopsia) las puedan diferenciar de forma totalmente clara.

Las playas de Oliva ya lucen de nuevo las cuatro Banderas Azules con las que la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) reconoce las mejores playas por criterios de sostenibilidad y de servicios. Estos galardones ya ondean en las playas de Aigua Blanca, Aigua Morta, Pau Pi y Terranova-Burguera, certificando así la calidad, la seguridad y la accesibilidad de su costa.

Además, el litoral de Oliva cuenta con la Bandera “Q” de Calidad del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), unos distintivos otorgados a las playas que cumplen con exigentes criterios de calidad, seguridad, rigurosidad y profesionalidad en la gestión y en los servicios que ofrecen. Es el principal distintivo español de calidad de las playas de nuestro país y se logra después de realizar una exhaustiva auditoría.

Dicho proceso analiza, entre otros servicios, los equipamientos de uso público, los servicios de limpieza y la recogida selectiva de residuos, los dispositivos de seguridad, salvamento y primeros auxilios, los servicios de información, los accesos a la zona de baño, los servicios higiénicos y los servicios de los establecimientos de ocio.

Lo mismo ocurre con la bandera Qualitur de Turisme Comunitat Valenciana, que ondearán en las playas de Oliva, un sello que reafirma la excelente calidad ambiental de la costa olivense resultado que garantiza unas playas óptimas para los bañistas, además de contar con unos servicios cada vez más inclusivos, accesibles, y confortables.

Y en este sentido, desde los departamentos de Turismo y Playas del Ayuntamiento de Oliva que dirige Kino Calafat se ha apostado otra vez por la seguridad y accesibilidad a la hora de dotar a las playas banderas con códigos de señales para que las personas que tienen problemas a la hora de distinguir los colores puedan diferenciar el estado del mar de manera totalmente clara. Por eso, Oliva, pionera en España en la instalación de estas banderas en sus playas, volverá a ofrecer a sus usuarios códigos de signos en sus distintivos de playa (verde, amarilla y roja) con el fin de que las personas con problemas para diferenciar todos o algunos colores (daltonismo o discromatopsia) las puedan diferenciar de forma segura. Este código es un sistema gráfico de identificación de los colores concebido para las personas que padecen de daltonismo realizado por la empresa portuguesa Color ADD.